es it fr de en pl
El Castillo Real de Wawel

El Castillo Real de Wawel

Recorridos por los Acervos Estatales del Arte en Wawel, teléf.: 0048 12 4225155, http://www.wawel.krakow.pl, zamek@wawel.edu.pl; abierto: IV–X mar.–vie. 9.30–17.00, sáb. y dom. 11.00–18.00, XI–III mar.–sáb. 9.30–16.00, dom. 10.00–16.00; exposiciones: Habitaciones Reales, Apartamentos Reales Privados, Tesoro y Arsenal (Skarbiec i Zbrojownia) (IV–X también abierto: lun. 9.30–13.00, XI–III cerrado los domingos), Arte Oriental (Sztuka Wschodu)  (XI–III cerrado los domingos), así como la exposición arqueológica Wawel Desaparecido (Wawel Zaginiony) (IV–X también abierto: lu. 9.30–13.00). Se visita por separado la catedral, las Sepulturas Reales, la torre de Segismundo y el Museo de la Catedral; información: Parroquia de la Iglesia Catedral de San Estanislao y San Wenceslao, teléf.: 0048 12 4293327, http://www.katedra-wawelska.pl, info@katedra-wawelska.pl; abierto: IV–IX lun.–sáb. 9.00–17.00, dom. 12.30–17.00, X–III lun.–sáb. 9.00–16.00, dom. 12.30–16.00, museo cerrado los domingos. La colina de Wawel está abierta a los visitantes diariamente a partir de las 6 de la mañana hasta la noche (junto a las cajas se detalla más información sobre el horario de visitas), en cambio el patio de arco se cierra 30 minutos antes que las puertas de la colina.
El Castillo Real de Wawel es un museo residencia histórica de los monarcas polacos. Está situado en una colina de cal al lado de la catedral.
La ocupación humana de las colinas de Wawel se remonta a tiempo prehistóricos. Ya desde el medievo temprano era centro del poder temporal y eclesiástico. Wawel experimentó un florecimiento singular durante la dinastía de los últimos Piastas y Jagellón (siglo XV-XVI). A principios del siglo XVI el castillo gótico se transformó en una de las sedes renacentistas más espléndidas en Europa. Esta construcción infunde respeto hasta el día de hoy por su ímpetu y fascina por la ligereza del patio de arco.   
El castillo renacentista, así como la capilla de Segismundo junto a la catedral fueron contruidos por italianos que el rey Segismundo I el Viejo trajo a Polonia. El castillo real de Wawel fue por muchos siglos la sede de los reyes de las dinastías de los Piastas, Jagellón y Vasa, así como sitio para las sesiones de la asamblea deliberante de Polonia. El castillo fue destruido y saqueado varias veces durante diversas guerras. A partir del siglo XX, y tras recuperarlo de manos austriacas y sometérsele a muchos años de conservación, cumple la función de museo.   
Los acervos actuales de Wawel se presentan al público en el marco de algunas exposiciones. En las habitaciones reales representativas podemos admirar, entre otros, los tapices de Arrás flamencos, así como el techo con cabezas culpidas en la Sala de la Asamblea de Debates, los portales góticos y renacentistas en los apartamentos reales privados, y en el Tesoro y Arsenal (Skarbiec i Zbrojownia) recuerdos nacionales y armas antiguas preciosas. Los aficionados al arte oriental encontrarán ejemplos magníficos de armas, tejidos y cerámicas en las salas del Arte Oriental (Sztuka Wschodnia). Wawel Desaparecido (Wawel Zaginiony) descubre ante los visitantes huellas remotas e historias muy antiguas de la colina.   
La Catedral ha sido sitio de coronaciones y de entierros de diversos gobernantes polacos. A partir del siglo XIX también se le atribuye el carácter de panteón nacional. La catedral gótica  está rodeada por una corona de capillas provenientes de diversos siglos entre las cuales la más famosa es la capilla-sepultura real de los últimos Jagellón y Vasa. Digno de admiración son los interiores arquitectónicos y los accesorios de la catedral junto con la espléndida confesión  de San Estanislao, obispo de Cracovia. Subiendo a una de las torres de la catedral para contemplar el panorama de la ciudad, vemos la campana real de Segismundo cuyo sonido resuena sobre la ciudad de Cracovia durante ocasiones importantes.  
La colina de Wawel tiene sus leyendas. Nos relatan acerca de un dragón terrible que vive en una cueva al pie de la colina, su vencedor Kraku y su hija Wanda, que se tiró a las aguas del Vístula, no quieren devolver la mano al caballero occidental.

¿Qué más vale la pena visitar?
Desde las murallas de Wawel se extiende el panorama del meandro del Vístula que rodea la colina rocosa donde se halla el castillo. Al lado de la terraza panorámica se encuentra la entrada a la Caverna del Dragón . A los interiores de la caverna, donde según la leyenda debería vivir el dragón de Wawel, se llega a través de escaleras de caracol. ¿Qué aspecto tenía el dragón? eso sólo nos lo podemos imaginar observando el fuego que bosteza su monumento en la entrada a la caverna en la rambla del Vístula.
Caverna del Dragón, abierto: IV–VI y IX–X 10.00–17.00, VII–VIII 10.00–18.00.
Espalda
 
PARA LOS VISITANTES
Facebook
  • Program regionalny
  • województwo maloposkie
  • Unia Europejska
El proyecto está realizado en el marco del Programa Operativo de la Región de Malopolska y cofinanciado por la Unión Europea, de 2007 a 2013.