es it fr de en pl
Museo de vitrales (Taller de Vitrales de Cracovia S.G. Żeleński)

Museo de vitrales (Taller de Vitrales de Cracovia S.G. Żeleński)

avenida Krasińskiego 23

Orario di visita:

Visitas guiadas
de martes a Sábado de 12:00 a 18:00.

- Tour en Inglés: 12:00, 13:00, 14:00, 15:00, 16:00, 17:00 y 18:00

- Información en polaco: 12:30, 13:30, 14:30, 15:30, 16:30 y 17:30


Grupo (5 personas): visita guiada en uno de los 8 idiomas (polaco, Inglés, alemán, francés, italiano, español, ruso y ucraniano), en cualquier momento, al efectuar la reserva previa por teléfono o correo.

Para teléfonos móviles
(48) 512 937 979

www.muzeumwitrazu.pl
info@muzeumwitrazu.pl
El único Museo de Vitrales de Polonia permite ver, aparte de los objetos de la exposición permanente, el proceso de elaboración de vitrales, que ha perdurado sin cambios desde hace siglos. La presente sede del Museo fue construida especialmente para el Taller en 1906 según el diseño de Ludwik Wojtyczka y Stanisław Gabriel Żeleński. Todos los cuartos del Museo y el equipamiento del Taller, por el cual pasa la ruta de este museo vivo, han conservado su carácter original. Lo más importante en el proceso de fabricación de vitrales, aparte del mismo diseño según el que se realiza la obra, es la relación entre el artista y el taller. Para que el resultado del trabajo refleje bien las intenciones del artista es imprescindible la colaboración entre el diseñador, los artesanos y el taller. Los mejores diseñadores, como Wyspiański, Mehoffer, Bukowski o Frycz varias veces subrayaron la importancia de la colaboración entre el artesano y el artista en un taller bien equipado, lo que permite, según ellos, expresar bien los propósitos del artista y, además, introducir cambios en el diseño durante la fabricación del vitral. Incluso si esto significa que hay que cambiar la mitad de los vidrios... Stanisław Gabriel Żeleński, quien en 1906 decidió construir el edificio del Taller en las entonces afueras de la ciudad, estaba de la misma opinión en cuanto al papel del taller en la fabricación de vitrales. Stanisław Wyspiański, para quien el proceso de elaboración de vitrales era especialmente importante, llevó mucho tiempo aquí vigilando detalladamente cada etapa de la fabricación de sus obras. El Taller de Cracovia fue creado desde el principio como un establecimiento amplio y complejo, que servía tanto de lugar para la elaboración de vitrales y mosaicos de vidrio como para la formación de artesanos, diseñadores y creadores de vitrales a quienes se les enseñaba las posibilidades ilimitadas de esta técnica. El enorme éxito, tanto comercial como artístico, facilitó el desarrollo rápido y dinámico del Taller que durante años desempeñaba un papel cultural muy importante y fue distinguido en varias exposiciones nacionales e internacionales debido al alto nivel de la elaboración de sus obras. Con el Taller colaboraron artistas polacos muy destacados de principios del siglo XX. Aquí se elaboraron las mejores obras del arte de los vitrales en Polonia. Las obras espléndidas de Wyspiański (La Asociación de Médicos, la iglesia franciscana de Cracovia, la famosa Salomé de Cracovia) y los trabajos de Mehoffer (que agradeció al Taller en público por la fabricación artística de su vitral para la catedral de Wawel) elaborados en el Taller son su orgullo. En el Taller Żeleński se fabricó un conjunto de vitrales enormes para la catedral de Wawel según el diseño de Mehoffer. Aparte del arte, aparecieron en Cracovia iniciativas de revitalización de la artesanía y tuvieron una acogida muy favorable, especialmente entre los artistas, que elevaron algunos de sus campos a rango del arte bello. El que mejor llevó a la práctica las ideas de la integración de las artes era Wyspiański, poeta, pintor, diseñador de vitrales, autor de obras de teatro conmovedoras, de visiones arquitectónicas y escenografías, también diseñador de muebles, tapices, ornamentos tallados, interiores, policromías y gráficas de libros. Las artes aplicadas despertaban cada vez más interés entre los artistas y los graduados de la Academia del Arte. En 1901 surgió la Asociación “Las Artes Aplicadas de Polonia” cuyo objetivo era popularizar la idea en su propio periódico llamado “Las Artes Aplicadas”. Agrupaba a pintores, escultores, arquitectos, etnógrafos, historiadores del arte y, también, amantes y mecenas de la artesanía. Lo que les unía era un estilo específico inspirado en el arte popular. De ahí que Cracovia, que sin duda se inspiraba profundamente en la corriente del Art Nouveau, hiciera su propia aportación a los logros de la época. Además, el estilo de los vitrales cracovianos también tiene rasgos muy originales e irrepetibles. En este contexto la creación y el desarrollo dinámico del Taller de Vitrales de Cracovia S.G. Żeleński es considerado un fenómeno muy característico del ambiente cultural de la época. El estudio combinaba elementos de un taller artístico con los de un taller artesano. Cumplía todos los requisitos de los ideólogos de las artes aplicadas. En 2000 el diseñador Piotr Ostrowski se hizo propietario y administrador del Taller. Gracias a sus esfuerzos, después de 48 años, el Taller recobró su nombre histórico y original del Taller de Vitrales de Cracovia S.G. Żeleński. En noviembre de 1999 los herederos de la familia Żeleński dieron su acuerdo unánime para restablecer el antiguo nombre y logo del Taller, pero bajo las siguientes condiciones: “que el sujeto económico en el campo de la fabricación de vitrales va a realizar su trabajo conforme con las reglas de la más alta calidad artística y profesionalidad, de acuerdo con la tradición de la vidriería S.G. Żeleński y que dicho sujeto económica, aparte de fabricar y conservar vitrales, va a actuar también en el campo de la organización de exposiciones con el objetivo de presentar los logros del Taller.” En 2002, en el centésimo aniversario de la creación del Taller, se estableció en su sede la Galería de los Vitrales, que dio comienzo al Museo de los Vitrales creado en 2005 por Ostrowski de acuerdo con el Ministerio de Cultura. El Museo, establecido en el edificio construido en 1906, combina salones de exposición con el taller, que sigue funcionando y se presenta a los visitantes en forma de un museo vivo. Entre los años 2000-2008 el Taller ha elaborado muchas obras y ha llevado a cabo muchas labores de conservación, lo que confirma el alto nivel de sus servicios y el regreso a las gloriosas tradiciones del taller de vitrales más antiguo de Polonia. Las obras más interesantes incluyen: una serie de vitrales en pozos de ascensor en el edificio de oficinas Herbewo en Cracovia, vitrales en la iglesia de Dobczyce-Kornatka, adaptación de los diseños de Józef Mehoffer y fabricación de ocho vidrieras para la iglesia de Turek. Pero la más exigente y prestigiosa es la obra elaborada por Ostrowski en colaboración con Andrzej Wajda en los años 2002-2007 conforme con los diseños nunca antes realizados de Stanisław Wyspiański para la Catedral de Wawel. Los vitrales se exponen en el Pabellón de Exposiciones “Wyspiański 2000” en Cracovia.
Espalda
 
PARA LOS VISITANTES OFERTA DE REUNIONES
wszystkie galerie z muzeum
Facebook
  • Program regionalny
  • województwo maloposkie
  • Unia Europejska
El proyecto está realizado en el marco del Programa Operativo de la Región de Malopolska y cofinanciado por la Unión Europea, de 2007 a 2013.